Programa de medición ecológica Green Key Eco-Rating Program

Por más de 15 años, el programa de medición ecológica Green Key Eco-Rating Program se ha encargado de evaluar y certificar hoteles, moteles y complejos de América del Norte y otras partes del mundo respecto del alcance de las medidas tomadas para proteger el medioambiente.

El programa
El programa Green Key Eco-Rating Program consiste en un sistema de calificación graduado diseñado para reconocer los hoteles, moteles y complejos que se comprometen a mejorar su desempeño ambiental y fiscal

De acuerdo con los resultados obtenidos en una completa autoevaluación en materia ambiental, los distintos alojamientos reciben una calificación de 1 a 5 llaves o keys, donde 5 representa la calificación más alta.  Con el propósito de respaldar los esfuerzos de los miembros del programa por convertirse en un alojamiento ecológico de vanguardia, estos reciben pautas e indicaciones acerca de cómo “desbloquear” oportunidades para reducir el consumo de energía, los desechos y residuos, las emisiones y los gastos de funcionamiento. Asimismo, se indican recomendaciones adicionales sobre la capacitación de los empleados, el compromiso de los clientes y el personal, la gestión de la cadena de suministro y la participación de la comunidad, entre otros.

La evaluación
El programa Green Key Eco-Rating Program evalúa las cinco áreas operativas principales de un alojamiento y aborda nueve áreas de prácticas sostenibles:

Áreas operativas
Gestión ambiental empresarial
Limpieza y mantenimiento
Servicios relacionados con la bebida y la comida
Espacios para conferencias y reuniones
Ingeniería

Prácticas sostenibles
Conservación de la energía
Conservación del agua
Gestión de residuos sólidos
Gestión de residuos peligrosos
Calidad del aire en el interior
Difusión en la comunidad
Infraestructura del edificio
Uso del suelo
Gestión ambiental

Auditorías de verificación en el lugar
Tras finalizar el programa y después de otorgar la calificación según la medición ecológica Green Key Rating, es posible que se lleve una inspección en el lugar a los efectos de corroborar la calificación. Las auditorías en el lugar son esenciales para garantizar que las respuestas de un miembro del programa’s sean un reflejo fiel de sus acciones. Se somete a auditoría un mínimo del 20 % de los alojamientos calificados.