Esta página web usa cookies para ofrecerte una mejor experiencia en línea. Si visitas esta página web o cierras este mensaje, aceptas nuestra política de cookies. Obtén más información.
MX
  • AU
  • CA
  • CN
  • DE
  • JP
  • KR
  • NL
  • UK
  • US
  • MX

Los creadores, los amantes de la buena mesa y la historia del barrio Old Strathcona de Edmonton

Por Omar Mouallem

Travel Alberta

Dec 01, 2017 - Lectura de siete minutos.

Dan Rose, sujeto a una manilla de cuero de un tranvía con paneles de madera, se baja los anteojos de sol y estira el cuello para admirar los verdes vibrantes del valle del North Saskatchewan River. ""Es, sin lugar a dudas, la mejor vista de la ciudad"", comenta este hombre de 28 años mientras cruzamos por la parte superior del High Level Bridge, que conecta el centro de Edmonton con Old Strathcona, que era una ciudad rival antes de fusionarse con la capital de Alberta en 1912.

Rose, experto en patrimonio cultural, explica que el tranvía mismo (con todo y conductores vestidos con nostálgicos uniformes y gorras) es una recreación de uno que cruzaba el puente suburbano hasta 1951. 

""Durante las tormentas invernales"", señala, ""se mecía sobre las vías. El conductor tenía que descender del tranvía y trepar en esta vía con una vara gigante para atrapar el gancho y volver a colocarlo en el cable eléctrico"". Hoy en día funciona principalmente en verano, como atracción turística: el destino es un animado barrio que sigue reinventándose con cada generación. 

Old Strathcona parece transformarse cada pocas décadas. Actualmente, se está convirtiendo en algo como una versión de sí mismo que mezcla lo sofisticado y lo que está de moda. 

Travel Alberta / Cooper & O'Hara Photography 

Aprovechamiento de la arquitectura eduardiana del barrio

Strathcona pasó de ser una robusta ciudad emergente, a tener una calle principal común en la primera mitad del siglo XX, para convertirse en un pequeño distrito artístico y luego en uno de megabares en la segunda mitad. La década del 2010 la hizo llegar a una nueva era: ""Sin duda, Strathcona nunca fue tan lujosa"", observa Rose, mientras abre las puertas coloniales españolas de El Cortez.

El interior del restaurante mexicano es como una escena de un video musical. De hecho, el propietario, el consumado cineasta Michael Maxxis, contrató a tramoyistas y artistas de Los Ángeles para lograr un diseño hiperestimulante. Un lugar como este no podría haber existido hace una década, cuando Rose era estudiante de historia en la cercana University of Alberta y aprovechaba al máximo el desenfreno de la era de los clubes nocturnos, que se incrementó hasta llegar a un disturbio de hockey en el 2006 en la avenida principal, Whyte Avenue.

""Definitivamente, de nuevo hay un impulso hacia la calidad en Whyte Avenue"", agrega Rose, antes de meterse a la boca un taco de cerdo cocido a fuego lento con canela. Señala hacia el piso de arriba, al restaurante hermano Have Mercy, que sirve comida casera, con un giro gourmet, del sur de Estados Unidos como sémola y costillas, a la cercana cafetería NongBu Korean Eatery (que combina platos para compartir dulces y pegajosos con una pantalla que proyecta películas asiáticas en blanco y negro), el pub Dorinku, al más puro estilo de Tokio, y la mejor carne ahumada a la parrilla (y una carta de whisky estadounidense) en MEAT. Casi todos estos locales se encuentran en edificios de ladrillo eduardianos que estuvieron a punto de ser demolidos para abrir una autopista en la década de 1970.

El Old Strathcona Farmers' Market es un animado sitio para visitar los sábados, con vendedores como Cookie Crumbs que ofrece delicias dulces como galletas de barquillo rellenas de crema.

Travel Alberta / Cooper & O'Hara Photography 

A medida que entramos en un estacionamiento disponible del Old Strathcona Farmers’ Market, dentro de un garaje de autobuses, Rose explica cómo los activistas lucharon contra los planificadores urbanos y crearon este mercado para atraer a las personas a una parte de la ciudad que tenía vidrios rotos y basura esparcidos en los umbrales de las casas de empeño. ""Toda la presión de desarrollo estaba puesta en el centro mismo de la ciudad, así que, básicamente, Old Strathcona era una zona olvidada"".

Pronto, esto inspiró a la creación del mundialmente famoso Edmonton International Fringe Theatre Festival, que se lleva a cabo en torno del mercado y difunde la cultura por Whyte Ave. Ahora, las tiendas de artículos de segunda mano que todavía existen son tiendas de ropa que venden artículos vintage de la más alta calidad y negocios de antigüedades un tanto cursis, como Junque Cellar.

Con una bolsa de galletas de barquillo rellenas de crema de limón de Cookie Crumbs en la mano, me lleva a uno de sus lugares favoritos, Barber Ha. El sábado es el único día en que la barbería tiene espacio para atender a quienes lleguen sin cita y Rose necesitaba un corte de cabello. El ambiente es una disonancia de charla animada y rap de los 90. Mi guía se sienta junto a Brandi Strauss, su barbera habitual con una melena punk y unos pocos tatuajes, a tono con el diseño minimalista, pero artístico de este local con capacidad para 10 clientes.

Rose recuerda su primera vez en Barber Ha y cómo le impactó ver un grupo musical en vivo (del que Strauss formaba parte). ""En este lugar se obtiene mucho más que un corte de cabello"", comenta Rose.

""Es cierto"", agrega Strauss. ""Aquí hay un verdadero sentido de comunidad"".

El puente High Level Bridge, construido entre 1910 y 1913, era un vínculo entre lo que antes fueron dos ciudades separadas.

Travel Alberta / Cooper & O'Hara Photography 

Juega con gatos en una cafetería y brinda con una cerveza artesanal en un edificio histórico

Mientras nos dirigimos al oeste, hacia los rincones más vibrantes de la zona, no podemos resistirnos a investigar la incorporación más reciente del barrio: Cat Cafe en Whyte. Destiny MacDonald, una expeluquera de perros que ahora es amante de los felinos, nos informa las reglas (no tomes en brazos a los gatos ni les des de comer nada que no sea alimento de gato). Luego ingresamos en una sala de estar que hasta el dueño de un penthouse envidiaría. Diez gatos adultos embestían, trotaban y, por supuesto, dormían sobre elegantes muebles debajo de pinturas originales de miembros de su propia especie, mientras una docena de humanos protegían sus pasteles de las mascotas más ágiles. ""Esto es lo nuestro"", afirma una visitante y agrega que este ""cat cafe"" (como se llama a las cafeterías con gatos) se encuentra entre los mejores que su familia ha visitado en Europa, el Medio Oriente y Asia.

Luego, en un enorme bar al aire libre, Rose y yo tomamos pintas de Blindman’s Longshot y Troubled Monk Saison: excelentes cervezas de Alberta y dos de las más de 100 de MKT, mientras él nos ofrece otra lección de historia. ""Aquí es donde comenzó todo"", me cuenta señalando los muros de ladrillo de la cervecería con capacidad para 1,000 clientes. ""Esta era la terminal más al norte del ferrocarril Canadian Pacific Railroad. A la manera de las ciudades emergentes, veías cómo la gente venía, construía unas paredes de un día para otro y decía que era el primero de lo que sea: la primera taberna, el primer hotel, el primer negocio de tiendas de campaña. Era desde esta estación del ferrocarril que fluía la abundancia agrícola de Alberta"".

Terminamos nuestro recorrido y avanzamos abriéndonos paso entre la multitud en aumento de Whyte Ave. y los cachorros jadeantes bajo el sol de la pradera que lamían agua de tazones colocados en la calzada. Pasamos por Workhall, la tienda insignia de la línea de vestidos minimalistas con cortes asimétricos de la diseñadora Nicole Campre, la tienda de ropa urbana Foosh, y otras boutiques cuyo público objetivo está formado por adultos jóvenes, antes de entrar a una zona de construcción, donde dos torres residenciales medianas, las primeras en décadas, comienzan a levantarse.

Una mezcla de personas cambia el carácter del barrio 

Al tomar hacia el norte en la vía pública 109 Street, entramos al barrio de Garneau, que alberga muchas casas antiguas de estilo artesano, ahora habitadas por profesores y hermandades. La mayoría de los viejos edificios comerciales datan de las últimas décadas, excepto por el hogar de ladrillo de Sugarbowl Diner, donde profesores y estudiantes comen legendarios bollos de canela en la mañana, devoran hamburguesas de cordero al mediodía y chocan pintas de cerveza en la noche, y el Garneau Theatre. El cine independiente negro y rojo es la mayor expresión del art déco de la ciudad, y se ubica en el extremo sur del High Level Bridge. ""Subir a la colina y ver los letreros de neón tiene un encanto especial, el teatro totalmente iluminado, y luego, ver el título de las películas clásicas en la marquesina"", opina Rose.

Mientras nos relajamos bebiendo café prensado en frío en Transcend Coffee, una cafetería y tostaduría de café en el edificio del teatro, Rose medita sobre las futuras torres y se pregunta si cambiarán el carácter del barrio. ""Son polémicas"", admite, pero es solo la evidencia de la fluidez del barrio. ""Debemos recordar que la historia de este barrio se trata de más que sus edificios: es de cómo las personas hacen uso de él"".

Pasea en el tranvía del High Level Bridge para experimentar una sorprendente mirada al pasado. Los conductores visten nostálgicos uniformes y gorras, y, desde aquí, tendrás la mejor vista del North Saskatchewan River Valley.

Travel Alberta / Cooper & O'Hara Photography 

Artículos relacionados

Ver todos los artículosVer menos