Esta página web usa cookies para ofrecerte una mejor experiencia en línea. Si visitas esta página web o cierras este mensaje, aceptas nuestra política de cookies. Obtén más información.
MX
  • AU
  • CA
  • CN
  • DE
  • JP
  • KR
  • NL
  • UK
  • US
  • MX

Esta principiante de zonas remotas realizó un icónico viaje alpino en Alberta y sabe cómo puedes hacerlo tú también.

Jane Marshall

Travel Alberta

Oct 15, 2017 - Lectura de ocho minutos

Con las botas de esquí puestas, me coloqué el arnés para escalar. Jim Gudjonson, el guía de la montaña, me entregó una soga y la enganché a mis esquís. Ya no había vuelta atrás: tenía que llegar a la cima del Mount Olive. 

Detrás de mí, mi esposo Mike se enganchó y partimos, enterrando las botas en la nieve endurecida por el viento en la cima de la cresta. Un lado de la montaña daba paso al glaciar que estaba mucho más abajo. El otro lado ofrecía la misma vista. Por suerte, tenía la soga y a Gundjonson, además de la motivación que me llenó de valor por la mañana. 

Ícono alpino de Alberta.

El fotógrafo Ryan Bray no solo captura la naturaleza silvestre del Wapta, también disfruta de un viaje lleno de belleza, amistad y camaradería.

Siempre me gustaron las aventuras de montaña en el verano. De pronto, Mike me compró unos esquís de escalar. “Es como hacer senderismo en el invierno”, dijo. Tomamos el Curso de rescate del compañero e iniciamos el viaje de esquí. Un nuevo mundo de color blanco se reveló.

Este año tuvimos el impulso, como las aventuras de aquellos que siempre se sintieron atraídos por las montañas de Alberta. Sin embargo, el invierno tiene sus riesgos: caminar sobre los glaciares, las grietas ocultas y encontrar las rutas en medio de tormentas de nieve. Necesitábamos a los guías. Afortunadamente, la provincia está llena de expertos ansiosos por llevar a la gente a pasear, actividad que se realiza desde hace más de 100 años. 

Decidimos poner a prueba nuestro coraje en el Wapta Traverse, que consiste en una aventura de varios días esquiando en las montañas, uno de los icónicos viajes en las áreas remotas de Alberta. Caminaríamos por glaciares y escalaríamos las cimas (cosas que nunca antes hicimos). Estaba absolutamente nerviosa, pero sabía que participaba en una tradición de Alberta. Desde 1906, el Alpine Club of Canada (ACC) ayuda a los escaladores a adentrarse en la naturaleza silvestre. Los miembros de este club construyeron refugios en algunos de los terrenos más altos, lejanos e increíblemente espectaculares de la provincia. 

Estaríamos en las manos expertas (o en el camino correcto) de la guía de montaña y aprendiz de guía de esquí, Alison Cardinal. Además, Lawrence White, el director ejecutivo del ACC, vendría para contarnos la leyenda del alpinismo en Alberta.

¿Te parece intenso? Para nosotros, lo era. Pero ambos nos llenamos de coraje y asumimos el reto.

Un viaje guiado a lo largo del Wapta Traverse les da la oportunidad a los esquiadores de áreas remotas de disfrutar la serenidad de las montañas y además los hará sudar. Ryan Bray.

Travel Alberta | Ryan Bray

Día 1: Comienza la aventura. Del Bow Lake al Bow Hut.

Recogí mis cosas y seguí a Gudjonson por el congelado Bow Lake. La ruta nos llevó a través de las paredes de piedra del Bow Canyon y nos introdujo en un mundo nuevo. Nos desplazamos con rapidez para evitar peligros inesperados. Mi corazón palpitaba rápido, nunca fui más allá de las laderas frontales de las montañas. Escalamos por las Bow Falls y nos despedimos de los últimos abetos para empezar a adentrarnos en la zona alpina. Cardinal marcó la ruta del Bow Hut, ubicado en una saliente mucho más arriba. Estábamos sudando y jadeando (en realidad, solo Mike y yo). Cuando llegamos, nos apresuramos a la habitación y nos apropiamos de las camas superiores de las literas como niños emocionados. 

¿Quieres saber cómo es vivir en una cabaña? Toma unos baldes y llénalos con nieve, derrite la nieve en la estufa de propano y rehidrátate. Si quieres ser un buen vecino de cabaña, derrite nieve adicional para compartir con tus compañeros. Cuelga la ropa húmeda en las repisas que están encima de la estufa a leña. Después, regresa a la cabaña y comparte con los demás viajeros que están reunidos en las mesas: no hay mejor forma de hacer amigos. 

Gudjonson es guía desde hace más de 20 años. Imagínate al clásico hombre de montaña, fuerte y callado. Es posible que sea el único ser humano que pueda quitarse una banda tejida para el cabello. Su trabajo de guía lo llevó a recorrer el mundo. Entre sus cosas favoritas, está el evento General Mountaineering Camp que el Alpine Club organiza anualmente. “Deseo ir a lugares que nadie ha visitado”, me comentó con su tono tranquilo. Le pregunté si había cumbres vírgenes en Alberta, terrenos que siguen en estado puro y sin explorarse. 

“Para algunos, el mundo que existe en estas cumbres es una revelación”, respondió. “Quedan muchísimas cimas por descubrir”.

En resumen, el esquí en zonas rurales es lo mismo que el esquí de fondo, con la diferencia de que puedes alejarte de los terrenos empinados y los cuidados senderos, lo que significa que puedes desviarte de las rutas marcadas y adentrarte en terrenos increíblemente hermosos. Ryan Bray.

Travel Alberta | Ryan Bray

Día 2: Día de esquí. De Bow a Peyto Hut.

Esquiamos por el muro principal de Bow (sudando y jadeando, pero no dejamos de esquiar) bajo el Mount Thompson. Después, giramos en forma de número ocho hasta Peyto Hut. La nieve era como azúcar helada.

Peyto yace en la montaña mágica. Es el lugar favorito de Cardinal. “Me encantan estas vistas. Además, se puede hacer esquí de montaña fácilmente desde aquí”, dijo con su encantador acento irlandés. Cardinal se sintió atraída por la naturaleza silvestre y vino a Alberta en el 2002. Las montañas le dieron la bienvenida tanto a ella como a su esposo, que también trabaja para el Alpine Club. Se convirtió en una guía de senderismo, balsismo, y en patrullera de esquí del Lake Louise. Ahora, es una aprendiz de guía de esquí, además de ser madre de dos niños. “No me llevo bien con los espacios cerrados”, dijo con una carcajada. Encontró el trabajo perfecto. Si viajas con ella, tendrás a la guía de esquí ideal: es una fuente de energía con un bronceado en su rostro (debido a las gafas para nieve) de una belleza silvestre.

“El Wapta es tan hermoso como cualquier lugar de la tierra”. 

Las experiencias que se viven en el Wapta Traverse están en las listas de cosas por hacer antes de morir. Ryan Bray.

Travel Alberta | Ryan Bray

Día 3: La escalada. De Peyto a Balfour Hut.

¿Alguna vez estuviste amarrado a un guía y escalaste hacia la cumbre? Yo tampoco. Eso estaba a punto de cambiar mientras nos acercábamos a Mount Olive. En un lugar entre St. Nicholas y Olive, nos quitamos los esquís y Gudjonson nos unió con las sogas. Miré hacia arriba y la cima se perdía de vista. Antes de tener tiempo para aterrarme, Gudjonson ya estaba enterrando sus botas en la cresta. Todo esto estaba llevándome más allá de mis límites. Debía continuar subiendo o Gudjonson tiraría de la soga que me sostenía. En una mano llevaba un piolet y, en la otra, un bastón. Del otro lado, la montaña descendía en un abismo de color blanco. Finalmente, tocamos la roca. Lo único que había sobre nosotros era el cielo. Mi primera cima.

Este es el tipo de momentos que mueven el corazón de un aventurero. Mis ojos examinaron el glaciar y no encontraron signos de actividad humana. Esto fue lo que atrajo a los primeros escaladores. Es por esto que pasamos semanas planificando y años ahorrando, para poder estar cinco minutos en la cima de una montaña que cambiaría nuestras vidas. 

Nos quedamos en Balfour Hut y conocimos a Neil Baker, un botones del ACC que llevaba la comida. Su vigor, simpatía y sentido de colaboración hizo que se convirtiera inmediatamente en un amigo. “Estos viajes no son solo para los más rudos”, me aseguró Neil mientras nos metíamos en las bolsas de dormir después de un largo día. “Me hace muy feliz ser testigo de las personas que ven estos lugares por primera vez”. Neil sugirió que fuéramos al retrete durante la noche para admirar las estrellas. Yo no necesitaba ir, pero mi bolsa de dormir estaba junto a la ventana, así que podía ver las estrellas desde allí. Había un silencio tan absoluto que hasta podía escuchar el zumbido de las estrellas. 

El Alpine Club of Canada guía a los esquiadores a través de las montañas de Alberta desde hace generaciones. Por lo tanto, no tienes de qué preocuparte, es muy poco probable que seas el peor esquiador que se haya visto. Ryan Bray.

Travel Alberta | Ryan Bray

Día 4: El punto decisivo. De Balfour a Scott Duncan Hut.

Nos levantamos a las 5:45 a. m. para recorrer el punto crucial del Wapta, un lugar denominado “el collado alto de Balfour”. Debíamos atravesar este lugar antes de que el sol empezara a derretir el glaciar, lo que podría causar el desprendimiento de piezas de hielo suspendido (como en el Everest, pero al estilo de Alberta). Gudjonson y Cardinal se abrían paso en el camino y nos mantenían a salvo; nunca nos hicieron sentir como los principiantes que en efecto éramos. Todo era deliciosamente novedoso. En algunos momentos, me sentía tan cansada que no sabía si podría continuar. Pero una corriente constante de adrenalina fluía dentro de mí, lo que de alguna forma me permitió continuar.

Logramos superarlo, aliviados, y llegamos a Scott Duncan Hut. Es el refugio más pequeño de la flota Wapta. Está situado a una altura tan impresionante, enganchado en el borde del Mount Daly, que es fácil perderse. Nos quedamos prendados al exuberante atardecer para sumergirnos en él por completo. 

Lawrence nos habló acerca del alpinismo de Alberta. “Los General Mountaineering Camps que organizamos desde 1906 cambian la vida de las personas”, me comentó. “Literalmente, las personas renuncian a sus empleos y se dedican a la vida del esquí”. Eso fue lo que él hizo. Dejó Vancouver para trabajar con el Alpine Club, en Canmore, y es evidente que no hay vuelta atrás.

“Administrar los refugios es parte de nuestra filosofía, ya que se debe proporcionar albergue en los espacios alpinos. Cuando las personas vienen, el recorrido afecta su envoltura social: su salud, su actitud… ¡Se sienten emocionados!”

Los esquiadores que completan el Wapta Traverse dicen sentirse felices y satisfechos por culminar un extenuante viaje que pocas personas tienen la oportunidad de vivir. Además, comentan sentir dolores físicos, pero en el buen sentido. Ryan Bray.

Travel Alberta | Ryan Bray

Día 5: Viaje de regreso. De Scott Duncan al Great Divide Lodge.

Después de escalar por una cornisa, trazamos la ruta alpina de regreso. Vi los primeros árboles en cinco días. En poco tiempo, llegamos al delicado mundo de la vegetación. Noté que algo me faltaba: una parte de mi corazón se quedó enterrada en la nieve de Wapta. Sabía que estaba bien acompañada de otros aventureros que escalaron allí. Tal vez tu corazón también encuentre un lugar. 


El esquí en zonas remotas puede parecer abrumador, pero un guía puede ayudar a empezar incluso a aquellos con una experiencia moderada en esquí. Ryan Bray.

Travel Alberta | Wapta Traverse

Haz que sea posible

• Realiza el recorrido a Wapta con el Alpine Club of Canada
• El Yamnuska Mountain Adventures ofrece guías y viajes a Wapta.
• Realiza el entrenamiento Avalanche Skills Training
• Revisa el Avalanche Canada para conocer las condiciones.
• Puedes alquilar en Mountain Equipment Co-Op, Wilson Mountain Sports, en Lake Louise, y en Gear Up, en Canmore. 
• Obtén toda la información necesaria en Summits and Icefields 1— Canadian Rockies Alpine Ski Tours, de Chic Scott. 
• El ACC cuenta con itinerarios y lista de equipamiento.
• Si deseas hacer un viaje de menor escala, prueba con el esquí en zonas remotas desde el Icefields Parkway. Me encantan el Parker Ridge, Bow Summit, West Nile y los Crowfoot Glades.

Las montañas de Alberta ofrecen más aventuras de esquí que las que puedes encontrar en los complejos turísticos, aunque allí también ofrecen experiencias estupendas. Ryan Bray.

Travel Alberta | Ryan Bray

Proveedores de experiencias
Ofertas relacionadas

Ver todas las ofertasVer menos