Esta página web usa cookies para ofrecerte una mejor experiencia en línea. Si visitas esta página web o cierras este mensaje, aceptas nuestra política de cookies. Obtén más información.
MX
  • AU
  • CA
  • CN
  • DE
  • JP
  • KR
  • NL
  • UK
  • US
  • MX

Estos hospedajes nos mantienen abrigados y cómodos en las Canadian Rockies

ZOEY DUNCAN

TRAVEL ALBERTA

Sep 19, 2017 - Lectura de 4 minutos

Larkin O’Connor preferiría hablar contigo desde la cima de una montaña. Compró un teléfono celular solo porque le permite recibir llamadas de negocios mientras se encuentra en las Canadian Rockies. Todos los indicios sugieren que la sangre bombea por sus venas a unos gélidos -7 °C.

Sin embargo, su maniobra más peligrosa podría ser la forma en la que lleva la icónica empresa de alojamiento de su familia al futuro moderno, a la vez que
rinde homenaje a la larga tradición de Alberta de dar la bienvenida a los visitantes en históricos refugios de montaña.

O’Connor y la empresa de su familia, Canadian Rocky Mountain Resorts (CRMR), operan dos de los alojamientos más acogedores de Alberta, una de las formas más cómodas de sumirse en las montañas, sin importar si puedes permanecer de pie en una tabla de snowboard. Imagina que las cabañas de Alberta son como el chocolate caliente casero de los alojamientos de montaña. Combina algunos ingredientes fundamentales modestos: fantásticos alrededores naturales, un cobertor grueso, una chimenea crepitante y comida abundante, y tendrás un acogedor lugar de escape de la rutina.

Debajo de esos mantos de nieve se encuentra Deer Lodge en Lake Louise, Banff National Park.

Roth & Ramberg

La historia de su familia en el área se remonta a los días de los colonos. Sus padres, Pat y Connie O’Connor, han administrado CRMR desde la década de 1980. 

Hoy, O’Connor es el gerente de desarrollo de CRMR y para homenajear su historia quiere mostrar las “mágicas” Canadian Rocky Mountains.

O’Connor ha estado enamorado de las Canadian Rockies desde la primera vez que escaló el monte Mount Fairview. Salió caminando con pasitos inseguros durante un cambio de pañales y podría haber caído por un acantilado si no hubiera sido por un arbusto convenientemente ubicado que lo atrapó. Una caminata familiar de 20 kilómetros a los seis años era algo “normal”. Cuando no faltaba a la escuela para ir a esquiar, ayudaba a sus papás en Deer Lodge, Buffalo Mountain Lodge, ambos ubicados en el Banff National Park.

Nunca se dio por hecho de que se haría cargo del negocio familiar. A los 18 años, O’Connor era un “esquiador de snowboard punk-rock” que subestimaba las Canadian Rockies. No fue sino hasta que escaló montañas en otros continentes que O’Connor comenzó a pensar en Banff National Park como algo más que su espectacular patio trasero. 

La familia Larkin O’Connor, dueños de los Canadian Rocky Mountain Resorts, está tan obsesionada con proporcionar buenas ofertas orgánicas que compraron un rancho, donde crían wapitíes, búfalos y ganado.

Roth & Ramberg

“Viajar por el mundo me hizo darme cuenta de lo especiales que son estas montañas y, en particular, esta área”, dice. “Aún hay territorio virgen aquí”.

O’Connor tiene una debilidad por Deer Lodge. En la década de 1920, era un salón de té para cualquiera que fuese lo suficientemente intrépido para aventurarse al lago Lake Louise a caballo. En la década de los 80 fue, curiosamente, el hogar de un épico recinto para eventos musicales en vivo que funcionaba hasta las 2 a. m. con bandas canadienses emergentes. Hoy, es un encantador hotel moderno que funciona todo el año.

El histórico salón de té de la cabaña es ahora un restaurante, que sirve la “gastronomía de las Rocky Mountains” característica de CRMR. Imagina esto: Estás tomando un cóctel debajo del hocico peludo de un caribú, mientras pruebas la tabla de charcutería de venado y bisonte, y tuiteas sobre tu primer paseo en raquetas de nieve.

Pat O’Connor está obsesionado con el sabor de un tomate real; Connie dice que la comida rápida es una blasfemia. Sus menús orgánicos siempre se han inspirado en los mejores alimentos obtenidos y cultivados en las cercanías, incluido su propio rancho, donde crían wapitíes, bisontes y ganado.

En el Salón principal de Deer Lodge, verás una chimenea chisporroteante y grupos de asientos comunitarios organizados debajo de Randy, un búfalo disecado que llevó una vida encantadora en el rancho como semental. En palabras de O’Connor, es un excelente lugar para descansar después de un día de esquí de fondo: la mejor aventura de Lake Louise para cualquier novato en la recreación de montaña. Oh, y ya sea que tus músculos experimenten o no dolor por realizar esquí de fondo, una visita al jacuzzi de la azotea es esencial.

No muy lejos de Deer Lodge, encontramos otro rincón acogedor en la ladera de la montaña. Las históricas cabañas de Storm Mountain Lodgeson adorables y están abastecidas de madera para la chimenea y antiguas bañeras de patas de garra.

Canadian Rocky Mountain Resorts ha desarrollado una gastronomía de las Rocky Mountains característica, con un enfoque en las carnes de caza nativas y otros favoritos de Alberta.

Roth & Ramberg

Todo esto es parte de desconectarse y sumergirse en una relajación de montaña extrema, explica Véronic Haché, subgerente

“Es muy simple y acogedor”, dice Haché. “Técnicamente, podríamos proporcionar Wi-Fi y conexión satelital, pero decidimos no hacerlo. Le quitaría el encanto”.

Haché

Haché recomienda a los huéspedes dormir hasta tarde, luego, ir a pasear con raquetas por la nieve o pasear en bicicletas de llantas anchas por el sendero demarcado cercano. Después, un buen plan puede ser jugar una ronda de cribbage con una bebida caliente en la cabaña antes de tener una cena de primera clase en el comedor, donde el menú se enfoca en ingredientes muy canadienses. Si lo deseas, puedes conducir hasta el pueblo para ver un partido de hockey en televisión, pero, según Haché, incluso a los huéspedes inicialmente más escépticos les encanta desconectarse y ponerse cómodos.

No te preocupes si te vuelve adicto a la comodidad de las Rocky Mountains. Es completamente factible que te lleves algo de ella a casa.

“Cualquier cosa puede ser acogedora”, dice O’Connor. “Es solo un sentimiento. Si lo haces de la forma correcta, podrás crearlo”.

Proveedores de experiencias
Ofertas relacionadas

Ver todas las ofertasVer menos

Artículos relacionados

Ver todos los artículosVer menos